Ver La Esposa Infiel

Aquende sabrás como encontrar Ver La Esposa Infiel. Lo triste es que muchos miembros de la industria cosmética lapso han olvidado y han tolerado que las considerables firmas contaminen sus modelos con substancias químicas peligrosas.

Los chicos salieron de la gruta de hombres charlando. Bryan se encontraba desvariando sobre la gruta de hombre de Sam diciendo que era lo que todos los chicos quieren. Taylor miró a Sam y le solicitó que me mostrara su gruta de hombre mientras que Bryan la ayudaba en la cocina. Sam me cogió de la mano y sin mediar palabra nos vamos a la planta baja.

Sabes qué, Megan, parece que nosotras dos nos encontramos prácticamente desvistes y nuestros hombres calientes están absolutamente vestidos. Voy a ayudar a Sam a quitarse algo de ropa si te semeja bien. Te voy a dejar a ti cómo está vestido tu marido, ha dicho Taylor, quitándole la camisa a Sam.

Esa noche le dije a Bryan que Tiffany estaba organizando un almuerzo con la esposa de la pareja que les presentó el swing sólo para charlar. Asimismo le dije que me estaba arrepintiendo y que podría cancelar la comida. Bryan se esforzó por persuadirme de que prosiguiera adelante con la comida. En el momento en que digo que se esmeró , quiero decir que se esmeró mucho con su lengua entre mis piernas. Después de un óptimo orgasmo, la polla de Bryan se puso a trabajar con mucho más convicción. Me susurró al oído mientras que me follaba lo ardiente que estaba y lo mucho que deseaba exhibirme. Su calentura me afirmaba que no se lo estaba pensando. Tras echar otro buen polvo nos abrazamos con su semen aún en mí. Bryan me aseguró que si me sentía incómoda con algo de esto lo cancelaríamos. Me sentí muy aliviada en el momento en que ha dicho eso, y no me pareció bien cancelar la comida sin más. Le dije a Bryan que cuando menos iría a comer y conocería a la mujer.

Estaba en lo cierto sobre Bryan – estaba muy feliz. Pienso que se sintió un poco decepcionado en el momento en que le dije que el plan era sólo una comida , nada más. Le dije que habíamos hablado de un trueque despacio pero que no creía estar dispuesta para ello. Brian me aseguró que no haríamos nada con lo que me sintiese incómoda. Sé que las esperanzas de Bryan se dispararon cuando sus dedos hallaron mi coño chorreando tras nuestra conversación.

Taylor nos anunció mientras que bajábamos las escaleras. Las cabezas de los chicos se viraron y después se han quedado viendo. Los chicos nos aplaudieron y abuchearon. Tuve que aceptar que me sentía sexy ; el zumbido del vino asistió. Taylor dio una vuelta, dejando entrever lo que llevaba debajo. Me miró y mencionó que era mi turno.

Tenía una imagen en mi cabeza de la mujer que íbamos a comprender. Alguien con maquillaje abultado , vestida como una prostituta que charlaba como un marinero. La mujer que se sentó a la mesa con nosotros no era nada de eso. Se presentó como Taylor. Iba vestida de manera conservadora y charlaba bien, parecía mucho más la chica de al costado que otra cosa. Me sentí culpable por pensar en ella como una prostituta. Teníamos una mesa alejada que nos permitía charlar sin temor a que nos escucharan. Charlamos durante un rato para conocernos, nada sexual, sólo charlas sobre nosotros. Sé que no dejaba de mirarla pensando semeja tan normal. Si bien era unos diez años mayor que yo, me sentí muy cómodo con ella, y vi por qué Tiffany congenió con ella tan de forma rápida.

Taylor se levantó de un salto, quitándose sexymente el kimono. Creí que a Bryan se le iban a salir los ojos. Me miró y le dije que se me veían las tetas , a eso que él negó con la cabeza. Sam se frotó los pezones mientras que bailaba delante de él. Taylor, de la misma yo, acabó su baile con Sam con un beso. Taylor bailó hacia Bryan inclinándose a fin de que sus pezones estuvieran a la altura de sus ojos. Agarró las manos de Bryan y las llevó a sus pezones. Taylor miró hacia mí y ha dicho : Está bien, a Megan no le importará, ¿verdad, Megan?

Nuestra búsqueda de aventuras sexuales continúa , pero puedo mencionar sinceramente que, con independencia de lo que hagamos, para mí nada superará nuestra experiencia de aquella noche.

¿Porque se desea talentos de Ver La Esposa Infiel?

Taylor se levantó de un salto, quitándose sexymente el kimono. Pensé que a Bryan se le iban a salir los ojos. Me miró y le dije que se me veían las tetas , a lo que él negó con la cabeza. Sam se frotó los pezones mientras que bailaba delante de él. Taylor, al igual que yo, terminó su baile con Sam con un beso. Taylor bailó hacia Bryan inclinándose para que sus pezones estuviesen a la altura de sus ojos. Agarró las manos de Bryan y las llevó a sus pezones. Taylor miró hacia mí y ha dicho : Está bien, a Megan no le importará, ¿verdad, Megan?

Esa noche le dije a Bryan que Tiffany se encontraba organizando un almuerzo con la esposa de la pareja que les presentó el swing sólo para hablar. Asimismo le dije que me se encontraba arrepintiendo y que podría cancelar la comida. Bryan se esforzó por convencerme de que siguiera adelante con la comida. En el momento en que digo que se esforzó , quiero decir que se esforzó mucho con su lengua entre mis piernas. Tras un buen orgasmo, la polla de Bryan se puso a trabajar con mucho más convicción. Me susurró al oído mientras que me follaba lo ardiente que estaba y lo mucho que deseaba exhibirme. Su calentura me afirmaba que no se lo pensaba. Después de echar otro buen polvo nos abrazamos con su semen aún dentro de mí. Bryan me aseguró que si me sentía incómoda con algo de esto lo cancelaríamos. Me sentí muy aliviada en el momento en que ha dicho eso, y no me pareció bien anular la comida sin más. Le dije a Bryan que por lo menos iría a comer y conocería a la mujer.

No obstante , lo mucho más excitante que sucedió desde mi punto de vista es, a primer aspecto , extremadamente insulso relacionado con lo previo. Tiene que ver con mi mujer (por supuesto ) pero no supone un sinnúmero de sexo.

Tiffany era una amiga de la facultad que nos conocía a Bryan y a mí desde el momento en que éramos pareja. Hacía un par de meses que no la veía y me comentó mi pérdida de peso, diciéndome lo hot que me veía. Le dije que Bryan y yo habíamos estado haciendo ejercicio y que me sentía realmente bien. Tiffany y yo siempre y en todo momento compartimos todo. Fue la primera persona a la que se lo conté en el momento en que perdí la virginidad. Durante el almuerzo se me escapó que me sentía poco entretenido de nuestra vida sexual. Tiffany me dedicó una sonrisa de asco pero no dijo nada. Tiffany llevaba casada exactamente el mismo tiempo que nosotros y me percaté de que se estaba guardando algo. La pinché en el transcurso de un rato y finalmente le rogué que me contara su misterio.

Esa noche, tras la cena, Bryan se acomodó para ver la televisión. Sujeté la mano de Bryan diciéndole que quería ir a nuestra cama y follar. Follar no era una palabra que usara muy con frecuencia , así que Bryan supo que algo pasaba. Naturalmente , no discutió. Bryan me preguntó qué me había pasado mientras que introducía su polla en mi húmedo coño. Le dije que se callase y me follara. Haciendo lo que le decían , Bryan me metió la polla cada vez más fuerte. Mi cuerpo se estremeció con el mejor orgasmo que había tenido en meses. Bryan no bajó el ritmo hasta el momento en que gruñó fuertemente , llenando mi coño con su semen.

¿Las mujeres maduras les encantan a los jóvenes?

Como ya he dicho, hemos cumplido ciertas de nuestras fantasías, comenzando por una pareja que conocimos en un hotel, y pasando por un par de noches de dogging (eso es increíble) y mi mujer recogiendo a 2 hombres en un pub y yéndose a casa con ellos, dejándome imaginar lo que podría estar pasando con ella (una experiencia extraña pero muy erótica).

Nuestra búsqueda de aventuras sexuales continúa , pero puedo mencionar sinceramente que, independientemente de lo que hagamos, para mí nada superará nuestra experiencia de aquella noche.

En el final de nuestra conversación , Tiffany mentó la iniciativa de un intercambio despacio. Explicó que con un trueque suave las dos parejas tendrían sexo con sus propios cónyuges en la misma habitación que otra pareja. Dijo que había oído que a algunos les parece una aceptable manera de empezar o de ver si realmente desean llevar a cabo el intercambio de parejas. En el momento en que le pregunté a Tiffany si ella y Greg estarían preparados , me mencionó que no era una buena idea. Si no funcionaba podría arruinar nuestra amistad.

Cuando estábamos terminando , Taylor mencionó que debía usar el baño de chicas y me invitó a acompañarla. Las dos mencionamos cómo los chicos actuaban como si se conociesen desde hace unos años. Taylor sugirió que Bryan y yo fuéramos a cenar el sábado durante la noche para tener un poco más de intimidad. Ella mencionó que no había presión para realizar nada, solo una comida. Acepté, pero tenía un gran nudo en el estómago. Nos reunimos con los chicos y les contamos los proyectos.

Pese al orgasmo de mi mujer, el joven proseguía ocupado en sus bragas, y pude oír de qué manera lo alentaba con todo tipo de comentarios obscenos. Pude ver que estaba muy cerca de correrse nuevamente en el momento en que , horror de horrores, otra pareja subió las escaleras. Victoria se encontraba demasiado ida para darse cuenta , o incluso importarle, y su nueva amiga se limitó a sonreírles al pasar. No te preocupes por nosotros, buscamos un dormitorio ha dicho el hombre mientras que desaparecían por un pasillo. Podía oírles reír mientras se marchaban. Terminantemente , escuché las expresiones lo suficientemente mayores como para ser su madre.