Real Esposa en Masage Feliz Infiel

Aquí encontrarás todo acerca de Real Esposa en Masage Feliz Infiel. El hermosura de las mujeres maduras nadie es ningún enigma: todas entendemos que, tratándose de beneficiar nuestro aspecto, no tenemos la oportunidad de dejarnos consistir exigentes.

Me agradó que las mujeres estuviesen siempre y en todo momento al mando. Acordamos que un buen comienzo sería ir a cenar con Taylor y su marido a fin de que todos pudiéramos conocernos y no hubiera presión. Sería una buena manera de conocernos.

Al cabo del rato , el vino empezaba a realizar efecto en mí y salí de la carpa para tomar un poco de aire limpio. Paseé un rato por el gran jardín y después me dirigí a los suntuosos baños portátiles de la parte posterior de la carpa para llevar a cabo pis. En el momento en que llegué allí me hallé con un pequeño problema , ya que había un inconveniente con las cisternas y las cosas se estaban desbordando. Dave, nuestro anfitrión, se disculpó profusamente y me indicó que entrara en la casa para usar entre los baños.

Estaba en la verdad sobre Bryan – estaba muy emocionado. Pienso que se sintió un poco decepcionado en el momento en que le dije que el plan era solo una cena , solamente. Le dije que habíamos hablado de un intercambio suave pero que no creía estar preparada para ello. Brian me aseguró que no haríamos nada con lo que me sintiera incómoda. Sé que las esperanzas de Bryan se dispararon cuando sus dedos encontraron mi coño chorreando tras nuestra charla.

Al final de nuestra charla , Tiffany mentó la idea de un intercambio despacio. Explicó que con un trueque despacio las dos parejas tendrían sexo con sus cónyuges en la misma habitación que otra pareja. Mencionó que había oído que a algunos les semeja una buena forma de empezar o de ver si verdaderamente desean realizar el intercambio de parejas. En el momento en que le pregunté a Tiffany si ella y Greg estarían dispuestos , me mencionó que no era una gran idea. Si no funcionaba podría arruinar nuestra amistad.

Con eso Victoria soltó un rugido desmesurado mientras que llegaba al clímax por segunda vez. Prosiguió y siguió , y de hecho vi que sus piernas se doblaban con la fuerza del mismo. Se desplomó contra la pared jadeando fuertemente y lo atrajo contra ella, dándole un largo beso. Muchas gracias, dijo , fué increíble, en este momento te toca a ti. La mano de ella bajó la cremallera de la bragueta y desapareció dentro suyo. Tras juguetear un tanto , reapareció con una polla muy respetable dentro. El extremo de exactamente la misma relucía con pre-cum y una gran gota cayó al suelo.

Sin embargo , lo más excitante que ha sucedido desde mi punto de vista es, a primer aspecto , increíblemente insulso relacionado con lo anterior. Tiene que ver con mi mujer (obviamente ) pero no implica un sinnúmero de sexo.

A pesar del orgasmo de mi mujer, el joven proseguía ocupado en sus bragas, y pude oír de qué manera lo incitaba con todo tipo de comentarios indecentes. Pude ver que estaba muy cerca de correrse de nuevo cuando , horror de horrores, otra pareja subió las escaleras. Victoria estaba demasiado ida para caer en la cuenta , o aun importarle, y su nueva amiga se limitó a sonreírles al pasar. No te preocupes por nosotros, estamos buscando un dormitorio ha dicho el hombre mientras desaparecían por un pasillo. Podía oírles reír mientras que se marchaban. Finalmente , escuché las palabras lo suficientemente mayores para ser su madre.

Santo dios , no debería estar haciendo esto, la oí decir. Luego , No, no, no te detengas, por el amor de Dios. A esto le prosiguieron unos gemidos bastante fuertes. Mi mente era un caos. ¿Qué estaba pasando ahí fuera? ¿Debería establecerme donde se encontraba y percibir? ¿Debo salir a la carga y exigir una explicación?

¿Porque se busca Real Esposa en Masage Feliz Infiel?

Cerré la puerta del baño y me hundí en el suelo. No podía opinar lo que terminaba de suceder. ¡Era sencillamente la cosa más cachonda, más rancia, mucho más sucia y más fantástica que había experimentado nunca! ¡Y Victoria no se había quitado la ropa! Mi poronga proseguía fuera y me hallé pajeándome como un loco. Al cabo de un tiempo reducido , ¡disparé la mayor carga de mi vida!

Me pareció una enorme iniciativa. Intercambiamos números y le dije que tendría que confirmarlo con Bryan pero que ya sabía su respuesta. Taylor no charlaba mucho de su marido pero mientras llevaba a Tiffany de vuelta al trabajo le pregunté por él. Tiffany me miró con esa sonrisa socarrona y mencionó que me gustaría bastante Sam y me guiñó un ojo.

Otro dilema. ¿Qué debo llevar a cabo en este momento? En verdad , en esta ocasión me resultó fácil. Ver a mi mujer en semejante posición , siendo tocada por un terminado irreconocible , veinticinco años más joven que ella, gimiendo de forma fuerte y profiriendo toda clase de indecencias era algo realmente maravilloso. Me percaté de que estaba jugando conmigo mediante mis pantalones y que se encontraba duro como una piedra. De hecho , no recuerdo estar jamás tan duro. Me bajé las bragas y me salió la poronga. Y allí estaba yo, a tres metros de mi mujer, mientras un joven la llevaba a un estremecedor orgasmo.

Mientras follábamos, me imaginé a Taylor tumbada junto a mí con mi Bryan encima de ella, follando. Aunque era extraño meditar en mi hombre follando con otra mujer, me excitaba mi pequeña fantasía. No dejaba de preguntarme si verdaderamente podría llevarla a cabo y dejar que su poronga entrara en otra mujer.

Mi nombre es Megan y mi marido es Bryan. Yo mido 1,65 y peso 150, tengo el pelo color fresa, piel clara y gafas. Mi Bryan es 5′ 11 un poco más de 200 libras, pelo negro oscuro con gafas. Los dos nos encontramos un tanto en el lado nerd. Bryan, de la misma yo, siempre tuvo algo de relleno extra. Aunque no nos encontramos gorditos , la mayoría de la gente nos consideraría gruesos. Llevamos tres años casados , nos casamos inmediatamente después de la universidad. Nos conocimos en el primer año de universidad y nos enamoramos.

¿Las maduras les encantan a los personajes jóvenes?

La siguiente vez que estuve con Tiffany le dije que Bryan y yo habíamos echado un buen polvo después de charlar del trueque de parejas y que quería comprender más. Tiffany sabía que los dos éramos vírgenes en el momento en que nos conocimos y que solo habíamos estado el uno con el otro , conque se sorprendió bastante de que nos lo planteáramos. Tiffany comprendió que sólo hablábamos de esto. Siendo sincero con Tiffany le dije que nunca había estado desnudo con otro hombre y mucho menos había tocado el pene de otro hombre. Por mucho que fuera una bonita fantasía no se encontraba seguro de poder llevarlo a cabo verdaderamente.

Oh, Santo dios , hazlo, suplicó , y Victoria movió lentamente su mano arriba y por debajo de la longitud de su poronga. Desgraciadamente , se movieron tenuemente y, desde mi ángulo, no pude ver todo cuanto ocurría, pero, al cabo de un tiempo reducido , él emitió un poderoso gemido y pude ver su semen cayendo al suelo. Joder, mencionó que era lo mucho más cachondo que había hecho jamás.

Acabamos la facultad y nos casamos, estableciéndonos en nuestra novedosa vida de pareja trabajadora casada. Aunque seguía disfrutando de nuestro sexo, tuve que aceptar que nuestra vida sexual se estaba volviendo algo hastiada. Bryan y yo comenzamos a ir al gimnasio para ponernos en forma. El ejercicio que hicimos nos hizo entusiasmarnos mucho más con el sexo y charlar de él. Bryan comentó que había notado que los chicos del gimnasio me miraban más. Me sorprendió oírle decir que le gustaba que otros chicos me miraran de esa forma. Probamos ciertas posturas nuevas , pero los dos sentíamos que nuestra vida sexual estaba en la rutina. Fue durante una comida con una buena amiga que nuestra vida sexual se encaminó hacia un gran cambio.

La siguiente vez que estuve con Tiffany le dije que Bryan y yo habíamos echado un óptimo polvo tras hablar del trueque de parejas y que deseaba comprender mucho más. Tiffany sabía que los dos éramos vírgenes cuando nos conocimos y que solo habíamos estado el uno con el otro , así que se sorprendió bastante de que nos lo planteáramos. Tiffany entendió que sólo estábamos hablando de ello. Siendo sincero con Tiffany le dije que jamás había estado desvisto con otro hombre y bastante menos había tocado el pene de otro hombre. Por más que fuera una bonita fantasía no se encontraba seguro de poder llevarlo a cabo realmente.

Taylor se levantó de un salto, quitándose sexymente el kimono. Pensé que a Bryan se le iban a salir los ojos. Me miró y le dije que se me veían las lolas , a eso que él negó con la cabeza. Sam se frotó los pezones mientras bailaba enfrente de él. Taylor, de la misma yo, acabó su baile con Sam con un beso. Taylor bailó hacia Bryan inclinándose para que sus pezones estuvieran a la altura de sus ojos. Agarró las manos de Bryan y las llevó a sus pezones. Taylor miró hacia mí y dijo : Está bien, a Megan no le importará, ¿verdad, Megan?