Real Amateur Esposa Infiel Traga Semen

Lo que jamás te afirmaron sobre Real Amateur Esposa Infiel Traga Semen. La belleza de las mujeres maduras no es ningún misterio : todas y cada una sabemos que, cuando se trata de proteger nuestro aspecto, no podemos dejarnos ser estrictos.

Otro problema. ¿Qué debo llevar a cabo ahora? En verdad , esta vez me resultó simple. Ver a mi mujer en semejante posición , siendo tocada por un terminado irreconocible , veinticinco años mucho más joven que ella, gimiendo de forma fuerte y profiriendo toda clase de indecencias era algo realmente fantástico. Me percaté de que jugaba conmigo por medio de mis pantalones y que se encontraba duro como una piedra. De hecho , no recuerdo estar jamás tan duro. Me bajé las bragas y me salió la poronga. Y allí estaba yo, a tres metros de mi mujer, mientras que un joven la llevaba a un estremecedor orgasmo.

Tenía una imagen en mi cabeza de la mujer que íbamos a entender. Alguien con maquillaje abultado , vestida como una prostituta que charlaba como un marinero. La mujer que se sentó a la mesa con nosotros no era nada de eso. Se presentó como Taylor. Iba vestida de forma conservadora y charlaba bien, parecía más la chica de al lado que otra cosa. Me sentí culpable por meditar en ella como una prostituta. Teníamos una mesa alejada que nos permitía charlar sin temor a que nos escucharan. Charlamos en el transcurso de un rato para conocernos, nada sexual, sólo hablas sobre nosotros. Sé que no dejaba de mirarla pensando semeja tan normal. Si bien era unos diez años mayor que yo, me sentí muy cómodo con ella, y vi por qué Tiffany congenió con ella tan velozmente.

Los chicos salieron de la cueva de hombres charlando. Bryan estaba desvariando sobre la gruta de hombre de Sam diciendo que era lo que todos y cada uno de los chicos quieren. Taylor miró a Sam y le solicitó que me mostrara su gruta de hombre mientras que Bryan la asistía en la cocina. Sam me cogió de la mano y sin mediar palabra nos vamos a la planta baja.

Tiffany era una amiga de la facultad que nos conocía a Bryan y a mí desde que éramos pareja. Hacía unos cuantos meses que no la veía y me comentó mi pérdida de peso, diciéndome lo sexy que me veía. Le dije que Bryan y yo habíamos estado haciendo ejercicio y que me sentía muy bien. Tiffany y yo siempre compartimos todo. Fue la primera persona a la que se lo conté cuando perdí la virginidad. Durante el almuerzo se me escapó que me sentía aburrido de nuestra vida sexual. Tiffany me dedicó una sonrisa de asco pero no ha dicho nada. Tiffany llevaba casada el mismo tiempo que nosotros y me percaté de que se estaba guardando algo. La pinché en el transcurso de un rato y finalmente le supliqué que me contara su secreto.

Le dije que, aunque estaba intensamente enamorada de Bryan, no podía evitar admitir que sentía curiosidad por el sexo con otros hombres. Le dije que me sentía culpable cuando miraba a un hombre y lo imaginaba desnudo.

Sí Meg, nos hemos follado a otra pareja y ha sido genial. Greg se acostó junto a mí con su polla en otra mujer mientras que su marido me follaba. Fue tan erótico. Aquí está la mejor parte – Greg y yo tuvimos el mejor sexo que hemos tenido desde el instante en que estuvimos canjeando. Quizás eso es lo que es necesario para ti para ponerle condimientos las cosas. Ha sido genial para nosotros, susurró Tiffany.

Sin embargo , lo más excitante que sucedió desde mi punto de vista es, a primera vista , increíblemente insulso comparado con lo previo. Debe ver con mi mujer (obviamente ) pero no supone un sinnúmero de sexo.

Además de nuestros anfitriones, ni Victoria ni yo conocíamos a nadie , con lo que la charla fue un tanto forzada y, como resultado, las dos decidimos dedicarnos a tomar vino y gozar lo más bien que se pueda. Bueno, tres botellas de Zinfandel más tarde nos lo pasamos bastante superior. Mi mujer, en el momento en que se ha lubricado lo bastante con el alcohol, se convierte invariablemente en el alma de cualquier celebración , y de repente se hizo amiga de todo el planeta. En tales circunstancias , siempre fué especialmente habitual entre los hombres. Es lo que siempre describo como una mujer de hombres, en el sentido de que elige la compañía de los hombres a la de las mujeres, y conversa con ellos prácticamente de hombre a hombre, lo que parece encantarles. Espero que se comprenda lo que estoy tratando de decir.

¿Porque se busca contactos de Real Amateur Esposa Infiel Traga Semen?

Aparte de nuestros anfitriones, ni Victoria ni yo conocíamos a absolutamente nadie , por lo que la conversación fue un tanto obligada y, como resultado, ámbas decidimos dedicarnos a beber vino y disfrutar lo más bien que se pueda. Bueno, tres botellas de Zinfandel después nos lo pasamos bastante superior. Mi mujer, cuando se ha lubricado lo suficiente con el alcohol, se convierte invariablemente en el alma de cualquier fiesta , y de repente se hizo amiga de todo el planeta. En tales circunstancias , siempre y en todo momento ha sido en especial habitual entre los hombres. Es lo que siempre describo como una mujer de hombres, en el sentido de que elige la compañía de los hombres a la de las mujeres, y habla con ellos prácticamente de hombre a hombre, lo que semeja encantarles. Quisiera que se entienda lo que trato de decir.

Bryan y yo éramos vírgenes cuando nos conocimos, pero nuestra virginidad acabó en cama de mi dormitorio en la primavera de nuestro primer año. Habíamos planeado que aguardaríamos a estar casados para tener sexo, pero una noche de copas nos llevó a estar desnudos en mi cama. Una cosa llevó a la otra y la poronga de Bryan halló su camino en mi coño. Después de eso fuimos como niños que encontraron la llave de la tienda de dulces. En nuestro primer año nos fuimos a vivir juntos. Follábamos bastante pero no éramos muy imaginativos. La mayor parte de las veces Bryan se encontraba encima o yo se encontraba encima para que él pudiese jugar con mis tetas mientras que follábamos. Por muy conservadores que fuéramos , nos encantaba tener sexo.

Lo mismo dijo mi mujer, pero es posible que lo vuelva a hacer alguna vez. Con eso, ella se arregló el pelo y el vestido, le cogió la mano y le llevó por las escaleras de vuelta a la recepción.

La próxima vez que estuve con Tiffany le dije que Bryan y yo habíamos echado un óptimo polvo después de hablar del intercambio de parejas y que deseaba saber mucho más. Tiffany sabía que los dos éramos vírgenes cuando nos conocimos y que sólo habíamos estado el uno con el otro , así que se sorprendió mucho de que nos lo planteáramos. Tiffany comprendió que solo estábamos hablando de ello. Siendo sincero con Tiffany le dije que nunca había estado desnudo con otro hombre y mucho menos había tocado el pene de otro hombre. Por más que fuera una bonita fantasía no estaba seguro de poder llevarlo a cabo verdaderamente.

Sin embargo , lo mucho más excitante que ha sucedido desde mi criterio es, a primer aspecto , increíblemente insípido comparado con lo anterior. Debe ver con mi mujer (obviamente ) pero no implica una gran cantidad de sexo.

¿Las maduras les encantan a los hombres jóvenes?

Una vieja amiga de Victoria nos invitó a una boda en Norfolk. Se formaron juntas como enfermeras y, aunque en la actualidad apenas se ven, mantuvieron el contacto, si bien sólo sea en Navidad y en los cumpleaños. Mi mujer es la madrina de la hija mayor de Linda y era el día de su boda. Las funciones de madrina de Victoria hace cierto tiempo que han caducado y apenas conocía a la novia. Sin embargo , como es socialmente preciso , nos habían invitado al gran día.

Quedamos en un Outback Steak House, pensando que los chicos desearían un filete. Taylor y Sam ahora estaban allí aguardándonos. Sam tampoco era lo que yo aguardaba. Le había dicho a Bryan de camino al restaurante que esperaba que tuviera sobrepeso, un bigote de estrella del porno y que fuera muy ruidoso. Era mucho más grande de lo que aguardaba , pero de corte limpio, en forma y vestido de manera conservadora. Él y Bryan simpatizaron enseguida, hablando de deportes y bebiendo cerveza eran como viejos amigos. Para ser diez años mayores que Bryan y yo, parecíamos tener mucho en común con ellos. No hubo presión y, en verdad , no hubo ninguna charla sexual. Yo proseguía mirando a escondidas a Sam, tratando de imaginarme cómo se vería desvisto.

Mientras follábamos, me imaginé a Taylor tumbada a mi lado con mi Bryan encima de ella, follando. Si bien era extraño meditar en mi hombre follando con otra mujer, me excitaba mi pequeña fantasía. No dejaba de preguntarme si realmente podría llevarla a cabo y dejar que su polla entrara en otra mujer.

Estaba a punto de decir que no, pero mi cabeza dijo qué demonios. Me quité el kimono entre los aplausos de los chicos. Me acerqué a Bryan para darle una buena mirada, terminando con un beso en los labios. Sam levantó los brazos en señal de qué pasa con él. Bailé hacia Sam, dándole un espectáculo, agachándome para que tuviera una buena vista de mis tetas. Para sorpresa de todos, incluso la mía, me di la vuelta y me agaché , dándole una enorme vista de mi trasero solamente cubierto. Entonces me volví plantando mis labios en los de Sam. Inmediatamente miré a Bryan, asustada por si acaso se enojaba , pero estaba aplaudiendo.

Cerré la puerta del baño y me hundí en el suelo. No podía creer lo que terminaba de ocurrir. ¡Era sencillamente la cosa más cachonda, más rancia, mucho más sucia y más fabulosa que había experimentado jamás! ¡Y Victoria no se había quitado la ropa! Mi polla seguía fuera y me hallé pajeándome como un orate. Al cabo de muy poco tiempo , ¡disparé la mayor carga de mi vida!