Que Significa Sonar Con Que Mi Esposo Me Es Infiel

Lo que jamás te dijeron sobre Que Significa Sonar Con Que Mi Esposo Me Es Infiel. La hermosura de las mujeres maduras no es ningún misterio : todas y cada una entendemos que, cuando se trata de cuidar nuestro aspecto, no podemos dejarnos ser estrictos.

Atravesé el césped, entré en la vivienda y subí las escaleras hasta el baño. Una vez hecho lo preciso , me estaba secando las manos en el momento en que oí ruidos fuera en el rellano. Supuse que alguien mucho más se encontraba aguardando su turno y se encontraba a punto de abrir la puerta cuando reconocí la voz de Victoria. Bueno, de todos modos no era su voz, sino más bien su risa o, explicado de otra forma , su carcajada. Me quedé helada de inmediato. ¿Qué estaba pasando ahí fuera?

Pese al orgasmo de mi mujer, el joven seguía ocupado dentro de sus bragas, y pude oír de qué forma lo alentaba con todo tipo de comentarios indecentes. Pude ver que se encontraba muy cerca de correrse de nuevo en el momento en que , horror de horrores, otra pareja subió las escaleras. Victoria estaba bastante ida como para darse cuenta , o incluso importarle, y su nueva amiga se limitó a sonreírles al pasar. Despreocúpate por nosotros, estamos buscando un dormitorio dijo el hombre mientras que desaparecían por un pasillo. Podía oírles reír mientras se marchaban. Terminantemente , escuché las expresiones suficientemente mayores como para ser su madre.

Charlamos en susurros durante el resto de la comida; Tiffany me contó de qué forma había sucedido todo y todo sobre la pareja con la que habían intercambiado. Me mencionó que la otra pareja tenía experiencia y paciencia. Aunque me sorprendió la idea de tener sexo con otros, no pude negar la humedad entre mis piernas.

Pese al orgasmo de mi mujer, el joven proseguía ocupado en sus bragas, y pude oír cómo lo alentaba con toda clase de comentarios obscenos. Pude ver que se encontraba muy cerca de correrse nuevamente cuando , horror de horrores, otra pareja subió las escaleras. Victoria estaba demasiado ida para percatarse , o aun importarle, y su nueva amiga se limitó a sonreírles al pasar. No te preocupes por nosotros, buscamos un dormitorio dijo el hombre mientras desaparecían por un pasillo. Podía oírles reír mientras se iban. Terminantemente , escuché las expresiones suficientemente mayores para ser su madre.

De alguna forma , consiguió mantener la compostura, bueno, prácticamente , y la llevé a una mesa sosegada. Bastardo, susurró, ¿estuviste mirando en todo momento? Le conté exactamente lo que había pasado y, sobre todo , el fantástico efecto que había tenido en mí. Te amé más en ese momento de lo que nunca lo había hecho antes, le dije. Y es totalmente cierto, jamás he popular un momento tan determinante en mi vida.

Acabamos la universidad y nos casamos, estableciéndonos en nuestra novedosa vida de pareja trabajadora casada. Aunque seguía gozando de nuestro sexo, tuve que admitir que nuestra vida sexual se se encontraba volviendo algo desganada. Bryan y yo empezamos a ir al gimnasio para ponernos en forma. El ejercicio que hicimos nos logró entusiasmarnos más con el sexo y charlar de él. Bryan comentó que había sentido que los chicos del gimnasio me miraban mucho más. Me sorprendió oírle decir que le agradaba que otros chicos me mirasen de esa manera. Probamos ciertas posturas novedosas , pero los 2 sentíamos que nuestra vida sexual se encontraba en la rutina. Fue durante una comida con una buena amiga que nuestra vida sexual se dirigió hacia un gran cambio.

Taylor nos recibió en la puerta, con una falda y una bonita blusa. No la ropa de trabajo conservadora que llevaba en la cena. Se encontraba hot , pero no era una zorra. Taylor nos dio un abrazo y un beso en la mejilla. Llamó a Sam. Sam estrechó la mano de Bryan y luego me dio un abrazo. Si bien el abrazo fue breve parecía muy incómodo entre nosotros. Sam le ofreció a Bryan una cerveza y se fueron a ver la cueva del hombre de Sam, mientras Taylor y yo preparábamos la cena.

Nuestra búsqueda de aventuras sexuales sigue , pero puedo mencionar honestamente que, independientemente de lo que hagamos, para mí nada superará nuestra experiencia de aquella noche.

¿Porque se busca Que Significa Sonar Con Que Mi Esposo Me Es Infiel?

Además de nuestros anfitriones, ni Victoria ni yo conocíamos a nadie , con lo que la conversación fue un poco obligada y, como resultado, ámbas decidimos dedicarnos a beber vino y disfrutar lo mejor posible. Bueno, tres botellas de Zinfandel más tarde nos lo pasamos mucho mejor. Mi mujer, una vez que se ha lubricado lo suficiente con el alcohol, se convierte invariablemente en el alma de cualquier fiesta , y de súbito se hizo amiga de todo el planeta. En tales situaciones , siempre y en todo momento fué singularmente popular entre los hombres. Es lo que siempre y en todo momento describo como una mujer de hombres, en el sentido de que prefiere la compañía de los hombres a la de las mujeres, y habla con ellos prácticamente de hombre a hombre, lo que semeja encantarles. Quisiera que se entienda lo que trato de decir.

Finalmente , Tiffany rompió el hielo sexual pidiéndole a Taylor que me contara de qué forma se comenzaron en el intercambio de parejas. Taylor me habló de su filosofía: que el sexo y el cariño se tienen la posibilidad de dividir. Al paso que ella y su marido hacen el amor entre ellos, con otros es sólo tener sexo. Follar puede ser con o sin emoción y sólo por el puro placer de llevarlo a cabo. Jamás lo había planeado de esta forma , pero me pareció que tenía sentido. Taylor me mencionó que pensara en tener sexo tal y como si fuera un deporte, pero desnudo , en el que se cambia de equipo de vez en cuando.

No obstante , lo mucho más excitante que sucedió desde mi punto de vista es, a primera vista , increíblemente insulso comparado con lo anterior. Debe ver con mi mujer (por supuesto ) pero no supone un sinnúmero de sexo.

La cena estaba en la mesa, pero parecía que habíamos interrumpido algo al subir las escaleras. Bryan se apartó un poco de Taylor en el momento en que subimos. Taylor me sirvió otra enorme copa de vino. Velozmente tomé otro enorme trago. Sin ser un enorme bebedor, estaba empezando a sentir un pequeño zumbido. La conversación en la cena fue ciertamente de naturaleza más sexual que la cena de la otra noche. Bryan asimismo se metía en el coqueteo. Bryan y Taylor estaban teniendo un montón de bromas juguetonas, con las manos de Taylor tocando a Bryan con frecuencia mientras que coqueteaban. No sé si fue el vino o qué, pero aun me estaba sintiendo cómodo con el coqueteo y traté de unirme a él. Prácticamente en el final de la cena Taylor mencionó que tenía un obsequio para mí arriba y deseaba enseñármelo después de limpiar los platos. Protesté que no tenía que comprarme nada y hasta Sam se encogió de hombros como si no supiese lo que estaba pasando. Sam anunció que él y Bryan se encargarían de los platos para que las chicas tengan la posibilidad de subir.

Mi mujer y yo hemos descubierto hace parcialmente poco el exitación del sexo extraconyugal. No a lo grande, pero, en las circunstancias correctas , hemos cedido a nuestras fantasías, antes ocultas , y verdaderamente hemos cumplido una o 2 de ellas. Debo admitir que ambos lamentamos mucho los 30 años precedentes de matrimonio, en los que nos dejamos llevar por las convenciones y ninguno de los 2 deseó aceptar nuestros deseos mucho más profundos ante el otro. Si hubiéramos conocido antes lo que el otro sentía verdaderamente por el sexo, podríamos haber tenido un matrimonio aún mejor. 30 años desperdiciados, pero todo cuanto podemos llevar a cabo en este momento es intentar recobrar el tiempo perdido.

¿Las maduras les encantan a los personajes jóvenes?

Me pareció una gran idea. Intercambiamos números y le dije que tendría que confirmarlo con Bryan pero que sabía su contestación. Taylor no charlaba bastante de su marido pero mientras llevaba a Tiffany de vuelta al trabajo le pregunté por él. Tiffany me miró con esa sonrisa socarrona y mencionó que me agradaría bastante Sam y me guiñó un ojo.

Bryan ahora escuchaste a nuestra anfitriona, tenemos que realizar lo que ella dice , dije, en este momento quitándole la camisa a Bryan. En el momento en que logré sacarle la camisa a Bryan miré hacia atrás para ver los pantalones de Sam bajando, pero también me di cuenta de que Sam tenía el sujetador de Taylor en sus manos. Bryan asimismo se había dado cuenta. Oh,¿asimismo los pantalones? Parece que se te están bajando los pantalones, nena , le dije a Bryan. Con Bryan sólo en lencería nos acomodamos de nuevo en el sofá.

No obstante , lo mucho más excitante que sucedió desde mi criterio es, a primer aspecto , increíblemente insulso comparado con lo anterior. Tiene que ver con mi mujer (por supuesto ) pero no implica una gran cantidad de sexo.

Esa noche le dije a Bryan que Tiffany estaba organizando un almuerzo con la esposa de la pareja que les presentó el swing sólo para hablar. Asimismo le dije que me estaba arrepintiendo y que podría cancelar la comida. Bryan se esmeró por persuadirme de que siguiera adelante con la comida. Cuando digo que se esmeró , deseo decir que se esmeró bastante con su lengua entre mis piernas. Después de un óptimo orgasmo, la polla de Bryan decidió trabajar con más convicción. Me susurró al oído mientras que me follaba lo ardiente que estaba y lo mucho que quería exhibirme. Su calentura me decía que no se lo pensaba. Tras echar otro buen polvo nos abrazamos con su semen aún en mí. Bryan me aseguró que si me sentía incómoda con algo de esto lo cancelaríamos. Me sentí muy aliviada en el momento en que ha dicho eso, y no me pareció bien cancelar la comida sin más ni más. Le dije a Bryan que por lo menos iría a comer y conocería a la mujer.

Le confié a Taylor que Bryan y yo éramos vírgenes en el momento en que nos conocimos. Taylor dijo que eso era muy romántico y que entendía si nuestras opiniones sobre el sexo eran diferentes y no deseábamos evaluar el trueque de parejas. Ella jamás empujaría a nadie a algo que no quisiera llevar a cabo. Le pareció bonito que la única poronga que había visto y tocado fuera la de mi marido.