Porque Tu Esposo Te Es Infiel

Lo que nunca te dijeron sobre Porque Tu Esposo Te Es Infiel. La belleza de las mujeres maduras no es ningún misterio : todas y cada una sabemos que, tratándose de cuidar nuestro aspecto, no podemos dejarnos ser estrictos.

La vivienda de Hermosa resultó ser un lugar bastante grande situado en su lote en las afueras de un pueblo muy pintoresco a las afueras de Norwich. La ceremonia se festejó en una atractiva iglesia local y todos retornamos a la casa , donde la recepción se festejó en una carpa sobre el césped.

Esa noche, tras la cena, Bryan se acomodó para ver la televisión. Sujeté la mano de Bryan diciéndole que deseaba proceder a nuestra cama y follar. Follar no era una palabra que usara muy de manera frecuente , conque Bryan supo que algo pasaba. Como es natural , no discutió. Bryan me preguntó qué me había pasado mientras introducía su polla en mi húmedo coño. Le dije que se callase y me follara. Haciendo lo que le afirmaban , Bryan me metió la polla poco a poco más fuerte. Mi cuerpo se estremeció con el mejor orgasmo que había tenido en meses. Bryan no bajó el ritmo hasta el momento en que gruñó poderosamente , llenando mi coño con su semen.

Los chicos salieron de la cueva de hombres charlando. Bryan se encontraba desvariando sobre la cueva de hombre de Sam diciendo que era lo que todos y cada uno de los chicos quieren. Taylor miró a Sam y le solicitó que me mostrara su cueva de hombre mientras que Bryan la asistía en la cocina. Sam me cogió de la mano y sin mediar palabra nos dirigimos a la planta baja.

Tiffany era una amiga de la universidad que nos conocía a Bryan y a mí desde que éramos pareja. Hacía un par de meses que no la veía y me comentó mi pérdida de peso, diciéndome lo sexy que me veía. Le dije que Bryan y yo habíamos estado realizando ejercicio y que me sentía muy bien. Tiffany y yo siempre compartimos todo. Fue la primera persona a la que se lo conté en el momento en que perdí la virginidad. Durante el almuerzo se me escapó que me sentía poco entretenido de nuestra vida sexual. Tiffany me dedicó una sonrisa de asco pero no ha dicho nada. Tiffany llevaba casada exactamente el mismo tiempo que nosotros y me percaté de que se se encontraba guardando algo. La pinché durante un rato y finalmente le rogué que me contara su misterio.

Taylor sacó una caja de Victoria Secret de bajo la cama. Mencionó que Tiffany le había dado mi talla y que esperaba que le quedara bien. Abrí la caja y encontré lencería rosa. Hallé la etiqueta que decía que tenía que ver con un baby doll peek-a-boo. Tenía volantes, era sexy y muy transparente. Taylor me sugirió que me la probase. Tras algunas protestas , acepté. Entré en el baño y me puse el traje. Me puse el tanguita y me di cuenta de que mi trasero no se encontraba cubierto en absoluto ; el tirante me entraba por el culo. Me ajusté los tirantes del top baby doll para que me cubriera las tetas lo más bien que se pueda. El sujetador llevaba una tela transparente con volantes que cubría el sujetador hasta la parte de arriba de las bragas, pero no pasaba del ombligo.

Dios santo , no habría de estar realizando esto, la oí decir. Entonces , No, no, no te detengas, por el cariño de Dios. A esto le prosiguieron unos gemidos bastante fuertes. Mi mente era un caos. ¿Qué pasaba ahí fuera? ¿Debería establecerme donde estaba y oír? ¿Debo salir a la carga y exigir una explicación?

Le dije que, aunque estaba intensamente enamorada de Bryan, no podía evitar admitir que sentía curiosidad por el sexo con otros hombres. Le dije que me sentía culpable cuando miraba a un hombre y lo imaginaba desvisto.

Taylor sacó una caja de Victoria Secret de bajo la cama. Mencionó que Tiffany le había dado mi talla y que aguardaba que le quedara bien. Abrí la caja y hallé lencería rosa. Encontré la etiqueta que decía que se trataba de un baby doll peek-a-boo. Tenía volantes, era sexy y muy transparente. Taylor me sugirió que me la probase. Después de ciertas protestas , acepté. Entré en el baño y me puse el traje. Me puse el tanga y me di cuenta de que mi culo no estaba cubierto en absoluto ; el tirante me entraba por el culo. Me ajusté los tirantes del top baby doll a fin de que me cubriera las lolas lo mejor posible. El sujetador llevaba una lona transparente con volantes que cubría el sujetador hasta la parte de arriba de las bragas, pero no pasaba del ombligo.

¿Porque se quiere Porque Tu Esposo Te Es Infiel?

Una vieja amiga de Victoria nos invitó a una boda en Norfolk. Se formaron juntas como enfermeras y, si bien actualmente apenas se ven, mantuvieron el contacto, aunque solo sea en Navidad y en los cumpleaños. Mi mujer es la madrina de la hija mayor de Linda y era el día de su boda. Las funcionalidades de madrina de Victoria hace tiempo que han caducado y solamente conocía a la novia. No obstante , como es socialmente acertado , nos habían invitado al gran día.

Atravesé el césped, entré en la vivienda y subí las escaleras hasta el baño. Una vez hecho lo necesario , me secaba las manos en el momento en que oí ruidos fuera en el rellano. Supuse que alguien más se encontraba esperando su turno y se encontraba a puntito de abrir la puerta en el momento en que reconocí la voz de Victoria. Bueno, de todos modos no era su voz, sino más bien su risa o, explicado de otra forma , su carcajada. Me quedé helada inmediatamente. ¿Qué estaba pasando ahí fuera?

Tiffany era una amiga de la facultad que nos conocía a Bryan y a mí desde el instante en que éramos pareja. Hacía unos cuantos meses que no la veía y me comentó mi pérdida de peso, diciéndome lo hot que me veía. Le dije que Bryan y yo habíamos estado realizando ejercicio y que me sentía realmente bien. Tiffany y yo siempre y en todo momento compartimos todo. Fue la primera persona a la que se lo conté cuando perdí la virginidad. Durante el almuerzo se me escapó que me sentía poco entretenido de nuestra vida sexual. Tiffany me dedicó una sonrisa de asco pero no dijo nada. Tiffany llevaba casada el mismo tiempo que nosotros y me di cuenta de que se estaba guardando algo. La pinché durante un rato y al final le rogué que me contara su misterio.

Al final , Tiffany rompió el hielo sexual pidiéndole a Taylor que me contara de qué manera se iniciaron en el intercambio de parejas. Taylor me charló de su filosofía: que el sexo y el amor se tienen la posibilidad de separar. Al paso que ella y su marido hacen el cariño entre ellos, con otros es solo tener sexo. Tener sexo puede ser con o sin emoción y solo por el puro placer de hacerlo. Nunca lo había planeado así , pero me pareció que tenía sentido. Taylor me dijo que pensara en tener sexo tal y como si fuera un deporte, pero desnudo , en el que se cambia de equipo de vez en cuando.

Proseguimos comentando y Taylor sugirió que fuéramos despacio. Me dijo que cuando te metes de lleno ya no puedes regresar atrás. Incluso sacó a resplandecer la iniciativa de la que había hablado Tiffany, un trueque suave. Taylor pensó que el punto de inicio podría ser simplemente estar en presencia de otra pareja desnuda o que Bryan y yo nos desnudáramos enfrente de otra persona. Sugirió que podíamos ir pasito a pasito y que si en algún momento nos sentíamos incómodos pararíamos. Dijo que su política era que las mujeres controlaran el ritmo.

¿Las maduras les encantan a los hombres jóvenes?

Nuestra búsqueda de aventuras sexuales sigue , pero puedo mencionar francamente que, independientemente de lo que hagamos, para mí nada superará nuestra experiencia de aquella noche.

Debí aceptar frente Bryan que me intrigaba la idea del swinging, pero le recordé que solo había estado desviste con él, ni hablar de tener sexo con otra persona. Charlamos un poco más sobre el intercambio de parejas mientras que yo acariciaba la poronga de Bryan. Tras regresar a follar , Bryan y yo acordamos que charlaría con Tiffany un poco más. Ninguno de los dos pensó que podría tener sexo con otros, pero, con lo excitados que estábamos, decidimos que no podía hacer daño hablar un tanto más de ello.

Le dije que, aunque se encontraba profundamente enamorada de Bryan, no podía evitar admitir que sentía curiosidad por el sexo con otros hombres. Le dije que me sentía culpable cuando miraba a un hombre y lo imaginaba desvisto.

Tardé en aliviarme lo bastante como para regresar a la carpa. Absolutamente nadie parecía haberme echado de menos y hallé a Victoria comentando con su amiga Linda. Oh, ahí estás , ha dicho , ¿dónde has estado? Saqué mi teléfono del bolsillo y le mostré la fotografía que había tomado. Fue muy divertido , ella no sabía qué decir o llevar a cabo. Allí estaba , delante de su amiga, mirando una fotografía de ella misma siendo bien tocada por entre los otros invitados , un hombre 25 años más joven.

A pesar del orgasmo de mi mujer, el joven seguía ocupado en sus bragas, y pude oír de qué manera lo alentaba con todo tipo de comentarios impúdicos. Pude ver que estaba muy cerca de correrse de nuevo en el momento en que , horror de horrores, otra pareja subió las escaleras. Victoria se encontraba demasiado ida como para percatarse , o aun importarle, y su nueva amiga se limitó a sonreírles al pasar. No te preocupes por nosotros, estamos buscando un dormitorio dijo el hombre mientras desaparecían por un pasillo. Podía oírles reír mientras se marchaban. Finalmente , escuché las expresiones suficientemente mayores para ser su madre.