Pille a Mi Esposa Siendo Infiel

Lo que nunca te dijeron sobre Pille a Mi Esposa Siendo Infiel. La belleza de las mujeres maduras no es ningún misterio : todas y cada una sabemos que, cuando se trata de cuidar nuestro aspecto, no podemos dejarnos ser estrictos.

Tiffany sugirió que podía charlar con la pareja con la que habían empezado ; tenían experiencia y eran muy agradables. Si no funcionaba con ellos, no había problema. Tiffany creyó que sería una gran idea almorzar con la esposa de la pareja para ver si me sentía cómodo hablando con ella. Le dije que tenía serias dudas sobre la idea , pero acepté almorzar.

Con eso Victoria soltó un rugido desmesurado mientras que llegaba al clímax por segunda vez. Prosiguió y prosiguió , y de hecho vi que sus piernas se doblaban con la fuerza del mismo. Se cayó contra la pared jadeando poderosamente y lo atrajo contra ella, dándole un largo beso. Muchas gracias, ha dicho , ha sido increíble, ahora te toca a ti. La mano de ella bajó la cremallera de la bragueta y desapareció dentro suyo. Después de juguetear un poco , reapareció con una poronga muy respetable dentro. El radical de la misma brillaba con pre-cum y una gran gota cayó al suelo.

La cena se encontraba en la mesa, pero daba la sensación de que habíamos interrumpido algo al subir las escaleras. Bryan se apartó un poco de Taylor cuando subimos. Taylor me sirvió otra gran copa de vino. Rápidamente tomé otro enorme trago. Sin ser un gran bebedor, se encontraba comenzando a sentir un pequeño zumbido. La conversación en la cena fue ciertamente de naturaleza más sexual que la cena de la otra noche. Bryan asimismo se estaba metiendo en el coqueteo. Bryan y Taylor estaban teniendo un montón de gracietas juguetonas, con las manos de Taylor tocando a Bryan de manera frecuente mientras que coqueteaban. No sé si fue el vino o qué, pero aun me estaba sintiendo cómodo con el coqueteo y traté de unirme a él. Prácticamente al final de la cena Taylor mencionó que tenía un obsequio para mí arriba y quería enseñármelo después de adecentar los platos. Protesté que no debía adquirirme nada y hasta Sam se encogió de hombros tal y como si no supiese lo que pasaba. Sam anunció que él y Bryan se encargarían de los platos a fin de que las chicas tengan la posibilidad de subir.

Taylor se levantó de un salto, quitándose sexymente el kimono. Pensé que a Bryan se le iban a salir los ojos. Me miró y le dije que se me veían las lolas , a eso que él negó con la cabeza. Sam se frotó los pezones mientras que bailaba delante de él. Taylor, de la misma yo, acabó su baile con Sam con un beso. Taylor bailó hacia Bryan inclinándose para que sus pezones estuvieran a la altura de sus ojos. Agarró las manos de Bryan y las llevó a sus pezones. Taylor miró hacia mí y dijo : Está bien, a Megan no le importará, ¿verdad, Megan?

La cena se encontraba en la mesa, pero daba la sensación de que habíamos interrumpido algo al subir las escaleras. Bryan se apartó algo de Taylor cuando ascendemos. Taylor me sirvió otra gran copa de vino. Velozmente tomé otro enorme trago. Sin ser un gran bebedor, estaba comenzando a sentir un pequeño zumbido. La charla en la cena fue ciertamente de naturaleza mucho más sexual que la cena de la otra noche. Bryan también se estaba metiendo en el coqueteo. Bryan y Taylor estaban teniendo un montón de gracietas juguetonas, con las manos de Taylor tocando a Bryan a menudo mientras que coqueteaban. No sé si fue el vino o qué, pero incluso me estaba sintiendo cómodo con el coqueteo y traté de unirme a él. Casi en el final de la cena Taylor mencionó que tenía un regalo para mí arriba y deseaba enseñármelo tras limpiar los platos. Protesté que no debía adquirirme nada y hasta Sam se encogió de hombros tal y como si no supiese lo que estaba pasando. Sam anunció que él y Bryan se encargarían de los platos para que las chicas pudieran subir.

Taylor sacó una caja de Victoria Secret de debajo de la cama. Dijo que Tiffany le había dado mi talla y que esperaba que le quedara bien. Abrí la caja y encontré lencería rosa. Encontré la etiqueta que decía que tenía que ver con un baby doll peek-a-boo. Tenía volantes, era hot y muy transparente. Taylor me sugirió que me la probase. Después de ciertas protestas , acepté. Entré en el baño y me puse el traje. Me puse el tanga y me percaté de que mi culo no estaba cubierto en absoluto ; el tirante me entraba por el trasero. Me ajusté los tirantes del top baby doll para que me cubriera las lolas lo más bien que se pueda. El sujetador llevaba una tela transparente con volantes que cubría el sujetador hasta la parte superior de las bragas, pero no pasaba del ombligo.

Me agradó que las mujeres estuvieran siempre al mando. Acordamos que un óptimo comienzo sería proceder a cenar con Taylor y su marido a fin de que todos pudiéramos conocernos y no hubiera presión. Sería una aceptable manera de conocernos.

Tiffany sugirió que podía hablar con la pareja con la que habían empezado ; tenían experiencia y eran muy agradables. Si no funcionaba con ellos, no había problema. Tiffany creyó que sería una gran idea almorzar con la esposa de la pareja para poder ver si me sentía cómodo comentando con ella. Le dije que tenía serias inquietudes sobre la iniciativa , pero acepté almorzar.

¿Porque se busca Pille a Mi Esposa Siendo Infiel?

Taylor nos anunció mientras bajábamos las escaleras. Las cabezas de los chicos se giraron y después se han quedado mirando. Los chicos nos aplaudieron y abuchearon. Tuve que admitir que me sentía hot ; el zumbido del vino ayudó. Taylor dio una vuelta, dejando entrever lo que llevaba debajo. Me miró y mencionó que era mi turno.

Esa noche, tras la cena, Bryan se acomodó para poder ver la televisión. Sujeté la mano de Bryan diciéndole que quería ir a nuestra cama y follar. Tener sexo no era una palabra que usara muy de manera frecuente , así que Bryan supo que algo pasaba. Naturalmente , no discutió. Bryan me preguntó qué me había pasado mientras que introducía su poronga en mi húmedo coño. Le dije que se callara y me follara. Realizando lo que le afirmaban , Bryan me metió la poronga cada vez más fuerte. Mi cuerpo se estremeció con el mejor orgasmo que había tenido en meses. Bryan no bajó el ritmo hasta que gruñó fuertemente , llenando mi coño con su semen.

Mi estómago se revolvía mientras que bajábamos las escaleras. La mano de Sam estaba muy caliente sosteniendo la mía. Debía aceptar que era impresionante , un gran TV y muchos recuerdos de deportes.

Otro dilema. ¿Qué debo llevar a cabo en este momento? De hecho , esta vez me resultó simple. Ver a mi mujer en semejante posición , siendo tocada por un completo irreconocible , veinticinco años más joven que ella, gimiendo fuertemente y profiriendo todo tipo de indecencias era algo realmente maravilloso. Me di cuenta de que jugaba conmigo a través de mis pantalones y que se encontraba duro como una piedra. De hecho , no recuerdo haber estado nunca tan duro. Me bajé las bragas y me salió la polla. Y allí se encontraba yo, a tres metros de mi mujer, mientras un joven la llevaba a un estremecedor orgasmo.

En la percha había un tanguita negro de encaje y un pequeño grupo de sujetador push-up. No pude evitar pensar que no iba a cubrir mucho. Taylor salió y modeló para mí. Tardé un momento , pero finalmente me percaté de que el sujetador no le cubría los pezones y sus pezones desnudos me miraban a la cara. Su tanguita tampoco cubría mucho.

¿Las maduras les encantan a los personas jóvenes?

Nuestra búsqueda de aventuras sexuales prosigue , pero puedo decir francamente que, con independencia de lo que hagamos, para mí nada superará nuestra experiencia de aquella noche.

Sí Meg, nos hemos follado a otra pareja y ha sido genial. Greg se acostó a mi lado con su poronga en otra mujer mientras su marido me follaba. Fue tan erótico. Aquí está la mejor parte – Greg y yo hemos tenido el más destacable sexo que tuvimos desde el momento en que hemos estado intercambiando. Tal vez eso es lo que es necesario para ti para ponerle condimientos las cosas. Fué excelente para nosotros, susurró Tiffany.

Por último , Tiffany rompió el hielo sexual pidiéndole a Taylor que me contara cómo se iniciaron en el intercambio de parejas. Taylor me habló de su filosofía: que el sexo y el cariño se pueden separar. Al paso que ella y su marido hacen el amor entre ellos, con otros es sólo follar. Tener sexo puede ser con o sin emoción y sólo por el puro exitación de llevarlo a cabo. Nunca lo había planeado de este modo , pero me dio la sensación de que tenía sentido. Taylor me mencionó que pensara en follar tal y como si fuera un deporte, pero desvisto , en el que se cambia de equipo ocasionalmente.

La siguiente vez que estuve con Tiffany le dije que Bryan y yo habíamos echado un óptimo polvo tras hablar del intercambio de parejas y que quería comprender mucho más. Tiffany sabía que los dos éramos vírgenes en el momento en que nos conocimos y que solo habíamos estado uno con otro , así que se sorprendió bastante de que nos lo planteáramos. Tiffany comprendió que sólo hablábamos de esto. Siendo sincero con Tiffany le dije que nunca había estado desvisto con otro hombre y mucho menos había tocado el pene de otro hombre. Por más que fuera una bonita fantasía no se encontraba seguro de poder hacerlo realmente.

Bryan ahora escuchaste a nuestra anfitriona, debemos hacer lo que ella dice , dije, en este momento quitándole la camisa a Bryan. En el momento en que conseguí quitarle la camisa a Bryan miré hacia atrás para poder ver los pantalones de Sam bajando, pero asimismo me di cuenta de que Sam tenía el sujetador de Taylor en sus manos. Bryan también se había dado cuenta. Oh,¿asimismo los pantalones? Parece que se te están bajando los pantalones, niña , le dije a Bryan. Con Bryan solo en lencería nos acomodamos de nuevo en el sofá.