Perra Infiel en Llamada Con Esposo Mientras Otro La Penetra

Lo que nunca te afirmaron sobre Perra Infiel en Llamada Con Esposo Mientras Otro La Penetra. La belleza de las mujeres maduras no es ningún secreto : todas entendemos que, cuando se trata de cuidar nuestro aspecto, no podemos dejarnos ser rigurosos.

Al final de nuestra charla , Tiffany mentó la idea de un trueque despacio. Explicó que con un trueque suave las dos parejas tendrían sexo con sus propios cónyuges en la misma habitación que otra pareja. Dijo que había oído que a algunos les semeja una buena forma de iniciar o de ver si realmente desean realizar el trueque de parejas. Cuando le pregunté a Tiffany si ella y Greg estarían dispuestos , me mencionó que no era una buena idea. Si no funcionaba podría arruinar nuestra amistad.

Le confié a Taylor que Bryan y yo éramos vírgenes cuando nos conocimos. Taylor mencionó que eso era muy romántico y que entendía si nuestras opiniones sobre el sexo eran distintas y no queríamos probar el trueque de parejas. Ella nunca empujaría a absolutamente nadie a algo que no quisiera llevar a cabo. Le pareció bonito que la única polla que había visto y tocado fuera la de mi marido.

La cena se encontraba en la mesa, pero daba la sensación de que habíamos interrumpido algo al subir las escaleras. Bryan se apartó un poco de Taylor cuando ascendemos. Taylor me sirvió otra gran copa de vino. Velozmente tomé otro gran trago. Sin ser un enorme bebedor, se encontraba comenzando a sentir un pequeño zumbido. La conversación en la cena fue ciertamente de naturaleza más sexual que la cena de la otra noche. Bryan también se estaba metiendo en el coqueteo. Bryan y Taylor estaban teniendo un montón de gracietas juguetonas, con las manos de Taylor tocando a Bryan de manera frecuente mientras que coqueteaban. No sé si fue el vino o qué, pero aun me estaba sintiendo cómodo con el coqueteo y traté de unirme a él. Casi en el final de la cena Taylor dijo que tenía un regalo para mí arriba y quería enseñármelo después de adecentar los platos. Protesté que no tenía que adquirirme nada y hasta Sam se encogió de hombros como si no supiese lo que pasaba. Sam anunció que él y Bryan se encargarían de los platos a fin de que las chicas pudieran subir.

Acabamos la facultad y nos casamos, estableciéndonos en nuestra nueva vida de pareja trabajadora casada. Si bien seguía disfrutando de nuestro sexo, tuve que admitir que nuestra vida sexual se se encontraba volviendo algo hastiada. Bryan y yo empezamos a ir al gimnasio para ponernos en forma. El ejercicio que hicimos nos logró entusiasmarnos mucho más con el sexo y charlar de él. Bryan comentó que había notado que los chicos del gimnasio me miraban mucho más. Me sorprendió oírle decir que le agradaba que otros chicos me miraran de esa manera. Probamos ciertas posiciones nuevas , pero los dos sentíamos que nuestra vida sexual estaba en la rutina. Fue a lo largo de una comida con una aceptable amiga que nuestra vida sexual se encaminó hacia un gran cambio.

Taylor sacó una caja de Victoria Secret de debajo de la cama. Dijo que Tiffany le había dado mi talla y que aguardaba que le quedara bien. Abrí la caja y hallé lencería rosa. Encontré la etiqueta que decía que se trataba de un baby doll peek-a-boo. Tenía volantes, era hot y muy transparente. Taylor me sugirió que me la probase. Después de ciertas manifestaciones , acepté. Entré en el baño y me puse el traje. Me puse el tanguita y me percaté de que mi trasero no se encontraba cubierto en absoluto ; el tirante me entraba por el culo. Me ajusté los tirantes del top baby doll para que me cubriera las tetas lo mejor posible. El sujetador llevaba una tela transparente con volantes que cubría el sujetador hasta la parte superior de las bragas, pero no pasaba del ombligo.

Tiffany sugirió que podía charlar con la pareja con la que habían empezado ; tenían experiencia y eran muy agradables. Si no funcionaba con ellos, no había inconveniente. Tiffany creyó que sería una gran idea almorzar con la esposa de la pareja para ver si me sentía cómodo comentando con ella. Le dije que tenía serias inquietudes sobre la iniciativa , pero acepté almorzar.

Tiffany sugirió que podía hablar con la pareja con la que habían empezado ; tenían experiencia y eran muy agradables. Si no funcionaba con ellos, no había problema. Tiffany creyó que sería una buena idea almorzar con la mujer de la pareja para ver si me sentía cómodo hablando con ella. Le dije que tenía serias inquietudes sobre la idea , pero acepté almorzar.

Por último , Tiffany rompió el hielo sexual pidiéndole a Taylor que me contara de qué forma se comenzaron en el intercambio de parejas. Taylor me charló de su filosofía: que el sexo y el amor se tienen la posibilidad de dividir. Mientras que ella y su marido hacen el cariño entre ellos, con otros es solo tener sexo. Tener sexo puede ser con o sin emoción y solo por el puro exitación de hacerlo. Nunca lo había pensado así , pero me pareció que tenía sentido. Taylor me mencionó que pensara en tener sexo tal y como si fuera un deporte, pero desvisto , en el que se cambia de equipo ocasionalmente.

¿Porque se desea Perra Infiel en Llamada Con Esposo Mientras Otro La Penetra?

Taylor nos recibió en la puerta, con una falda y una bonita blusa. No la ropa de trabajo conservadora que llevaba en la cena. Estaba hot , pero no era una zorra. Taylor nos dio un abrazo y un beso en la mejilla. Llamó a Sam. Sam estrechó la mano de Bryan y después me dio un abrazo. Si bien el abrazo fue corto parecía muy incómodo entre nosotros. Sam le ofreció a Bryan una cerveza y se fueron a conocer la cueva del hombre de Sam, mientras Taylor y yo preparábamos la cena.

Quedamos en un Outback Steak House, suponiendo que los chicos querrían un filete. Taylor y Sam ya estaban allí esperándonos. Sam tampoco era lo que yo esperaba. Le había dicho a Bryan de camino al restaurante que esperaba que tuviese sobrepeso, un bigote de estrella del porno y que fuera muy ruidoso. Era mucho más grande de lo que esperaba , pero de corte limpio, en forma y vestido de forma conservadora. Él y Bryan congeniaron enseguida, comentando de deportes y tomando cerveza eran como viejos amigos. Para ser diez años mayores que Bryan y yo, parecíamos tener bastante en común con ellos. No hubo presión y, en verdad , no hubo ninguna charla sexual. Yo proseguía mirando a escondidas a Sam, intentando de imaginarme de qué forma se vería desvisto.

Se encontraba en la verdad sobre Bryan – estaba muy feliz. Creo que se sintió un poco decepcionado en el momento en que le dije que el plan era sólo una cena , nada más. Le dije que habíamos hablado de un trueque despacio pero que no creía estar lista para ello. Brian me aseguró que no haríamos nada con lo que me sintiera incómoda. Sé que las esperanzas de Bryan se dispararon cuando sus dedos encontraron mi coño chorreando después de nuestra charla.

Otro problema. ¿Qué debo llevar a cabo en este momento? De hecho , en esta ocasión me resultó simple. Ver a mi mujer en similar posición , siendo tocada por un completo desconocido , veinticinco años más joven que ella, gimiendo de forma fuerte y profiriendo toda clase de indecencias era algo realmente maravilloso. Me percaté de que jugaba conmigo mismo a través de mis pantalones y que estaba duro como una piedra. De hecho , no recuerdo haber estado nunca tan duro. Me bajé las bragas y me salió la poronga. Y allí se encontraba yo, a tres metros de mi mujer, mientras que un joven la llevaba a un emocionante orgasmo.

Pese al orgasmo de mi mujer, el joven seguía ocupado dentro de sus bragas, y pude oír cómo lo alentaba con toda clase de comentarios impúdicos. Pude ver que estaba muy cerca de correrse nuevamente cuando , horror de horrores, otra pareja subió las escaleras. Victoria se encontraba bastante ida para darse cuenta , o incluso importarle, y su novedosa amiga se limitó a sonreírles al pasar. No te preocupes por nosotros, buscamos un dormitorio ha dicho el hombre mientras desaparecían por un pasillo. Podía oírles reír mientras que se iban. Finalmente , escuché las expresiones lo suficientemente mayores como para ser su madre.

¿Las maduras les encantan a los personas jóvenes?

Lo mismo dijo mi mujer, pero puede que lo vuelva a hacer alguna vez. Con eso, ella se arregló el pelo y el vestido, le cogió la mano y le llevó por las escaleras de vuelta a la recepción.

No obstante , lo más excitante que sucedió desde mi criterio es, a primer aspecto , increíblemente insulso relacionado con lo anterior. Debe ver con mi mujer (obviamente ) pero no implica un sinnúmero de sexo.

Tenía una imagen en mi cabeza de la mujer que íbamos a conocer. Alguien con maquillaje abultado , vestida como una prostituta que charlaba como un marinero. La mujer que se sentó a la mesa con nosotros no era nada de eso. Se presentó como Taylor. Iba vestida de manera conservadora y hablaba bien, parecía mucho más la chica de al costado que otra cosa. Me sentí culpable por pensar en ella como una prostituta. Teníamos una mesa apartada que nos dejaba charlar sin temor a que nos escucharan. Charlamos en el transcurso de un rato para conocernos, nada sexual, solo charlas sobre nosotros. Sé que no dejaba de mirarla pensando semeja tan habitual. Aunque era unos diez años mayor que yo, me sentí muy cómodo con ella, y vi por qué Tiffany congenió con ella tan velozmente.

La cena estaba en la mesa, pero daba la sensación de que habíamos interrumpido algo al subir las escaleras. Bryan se separó un poco de Taylor cuando subimos. Taylor me sirvió otra gran copa de vino. Rápidamente tomé otro gran trago. Sin ser un gran bebedor, se encontraba empezando a sentir un pequeño zumbido. La charla en la cena fue precisamente de naturaleza mucho más sexual que la cena de la otra noche. Bryan asimismo se metía en el coqueteo. Bryan y Taylor estaban teniendo un montón de gracietas juguetonas, con las manos de Taylor tocando a Bryan a menudo mientras que coqueteaban. No sé si fue el vino o qué, pero incluso me estaba sintiendo cómodo con el coqueteo y traté de unirme a él. Prácticamente al final de la cena Taylor dijo que tenía un regalo para mí arriba y deseaba enseñármelo tras adecentar los platos. Protesté que no debía adquirirme nada y hasta Sam se encogió de hombros como si no supiera lo que estaba pasando. Sam anunció que él y Bryan se encargarían de los platos a fin de que las chicas pudieran subir.

Estaba en la verdad sobre Bryan – se encontraba muy emocionado. Pienso que se sintió un poco decepcionado cuando le dije que el plan era sólo una comida , solamente. Le dije que habíamos hablado de un intercambio despacio pero que no creía estar dispuesta para ello. Brian me aseguró que no haríamos nada con lo que me sintiese incómoda. Sé que las expectativas de Bryan se dispararon cuando sus dedos encontraron mi coño chorreando tras nuestra charla.