Negro Folla Esposa Infiel

Lo que nunca te dijeron sobre Negro Folla Esposa Infiel. La belleza de las mujeres maduras no es ningún secreto : todas y cada una entendemos que, cuando se trata de cuidar nuestro aspecto, no tenemos la posibilidad de dejarnos ser rigurosos.

Esa noche, tras la cena, Bryan se acomodó para poder ver la televisión. Agarré la mano de Bryan diciéndole que deseaba ir a nuestra cama y tener sexo. Tener sexo no era una palabra que usara muy a menudo , conque Bryan supo que algo pasaba. Evidentemente , no discutió. Bryan me preguntó qué me había pasado mientras introducía su poronga en mi húmedo coño. Le dije que se callara y me follase. Haciendo lo que le afirmaban , Bryan me metió la polla poco a poco más fuerte. Mi cuerpo se estremeció con el más destacable orgasmo que había tenido en meses. Bryan no bajó el ritmo hasta que gruñó fuertemente , llenando mi coño con su semen.

Con eso Victoria soltó un rugido descomunal mientras llegaba al clímax por segunda vez. Siguió y siguió , y en verdad vi que sus piernas se doblaban con la fuerza del mismo. Se cayó contra la pared jadeando poderosamente y lo atrajo contra ella, dándole un largo beso. Muchas gracias, dijo , fué increíble, en este momento te toca a ti. La mano de ella bajó la cremallera de la bragueta y desapareció en su interior. Después de juguetear un tanto , reapareció con una polla muy respetable dentro. El extremo de exactamente la misma relucía con pre-cum y una enorme gota cayó al suelo.

Lo mismo ha dicho mi mujer, pero puede que lo vuelva a llevar a cabo alguna vez. Con eso, ella se arregló el pelo y el vestido, le cogió la mano y le llevó por las escaleras de vuelta a la recepción.

Esa noche le dije a Bryan que Tiffany estaba organizando un almuerzo con la mujer de la pareja que les presentó el swing sólo para charlar. Asimismo le dije que me se encontraba arrepintiendo y que podría cancelar la comida. Bryan se esmeró por convencerme de que siguiera adelante con la comida. En el momento en que digo que se esforzó , quiero decir que se esforzó mucho con su lengua entre mis piernas. Después de un buen orgasmo, la poronga de Bryan se puso a trabajar con mucho más convicción. Me susurró al oído mientras que me follaba lo ardiente que se encontraba y lo mucho que deseaba exhibirme. Su calentura me afirmaba que no se lo estaba pensando. Tras echar otro buen polvo nos abrazamos con su semen aún en mí. Bryan me aseguró que si me sentía incómoda con algo de esto lo cancelaríamos. Me sentí muy aliviada en el momento en que ha dicho eso, y no me pareció bien cancelar la comida sin más. Le dije a Bryan que por lo menos iría a comer y conocería a la mujer.

Taylor se levantó de un salto, quitándose sexymente el kimono. Pensé que a Bryan se le iban a salir los ojos. Me miró y le dije que se me veían las lolas , a lo que él negó con la cabeza. Sam se frotó los pezones mientras bailaba delante de él. Taylor, al igual que yo, terminó su baile con Sam con un beso. Taylor bailó hacia Bryan inclinándose a fin de que sus pezones estuviesen a la altura de sus ojos. Agarró las manos de Bryan y las llevó a sus pezones. Taylor miró hacia mí y ha dicho : Está bien, a Megan no le importará, ¿verdad, Megan?

Estaba en la verdad sobre Bryan – se encontraba muy emocionado. Pienso que se sintió un tanto decepcionado en el momento en que le dije que el plan era sólo una cena , nada más. Le dije que habíamos hablado de un intercambio suave pero que no creía estar lista para ello. Brian me aseguró que no haríamos nada con lo que me sintiera incómoda. Sé que las expectativas de Bryan se dispararon cuando sus dedos encontraron mi coño chorreando tras nuestra charla.

Como ahora he dicho, hemos cumplido algunas de nuestras fantasías, comenzando por una pareja que conocimos en un hotel, y pasando por unos cuantos noches de dogging (eso es increíble) y mi mujer recogiendo a dos hombres en un pub y yéndose a casa con ellos, dejándome imaginar lo que podría estar pasando con ella (una experiencia extraña pero muy erótica).

Tuve que admitir ante Bryan que me intrigaba la idea del swinging, pero le recordé que sólo había estado desviste con él, ni charlar de tener sexo con otra persona. Charlamos un poco más sobre el trueque de parejas mientras yo acariciaba la polla de Bryan. Tras volver a tener sexo , Bryan y yo acordamos que hablaría con Tiffany un poco mucho más. Ninguno de los dos pensó que podría tener sexo con otros, pero, con lo excitados que estábamos, decidimos que no podía realizar daño hablar un tanto más de esto.

¿Porque se quiere Negro Folla Esposa Infiel?

Oh, Santo dios , hazlo, rogó , y Victoria movió de manera lenta su mano arriba y abajo de la longitud de su polla. Desgraciadamente , se movieron sutilmente y, desde mi ángulo, no pude ver todo cuanto ocurría, pero, tras un tiempo reducido , él emitió un poderoso gemido y pude ver su semen cayendo al suelo. Joder, dijo que era lo mucho más cachondo que había hecho jamás.

Esa noche le dije a Bryan que Tiffany se encontraba organizando un almuerzo con la esposa de la pareja que les presentó el swing sólo para hablar. También le dije que me estaba arrepintiendo y que podría cancelar la comida. Bryan se esforzó por persuadirme de que prosiguiera adelante con la comida. Cuando digo que se esforzó , quiero decir que se esmeró mucho con su lengua entre mis piernas. Después de un óptimo orgasmo, la polla de Bryan se puso a trabajar con más convicción. Me susurró al oído mientras me follaba lo ardiente que se encontraba y lo mucho que deseaba exhibirme. Su calentura me decía que no se lo pensaba. Tras echar otro buen polvo nos abrazamos con su semen aún en mí. Bryan me aseguró que si me sentía incómoda con algo de esto lo cancelaríamos. Me sentí muy aliviada en el momento en que ha dicho eso, y no me pareció bien cancelar la comida sin más ni más. Le dije a Bryan que por lo menos iría a comer y conocería a la mujer.

Una vieja amiga de Victoria nos invitó a una boda en Norfolk. Se formaron juntas como enfermeras y, aunque hoy día solamente se ven, mantuvieron el contacto, aunque solo sea en Navidad y en los cumpleaños. Mi mujer es la madrina de la hija mayor de Hermosa y era el día de su boda. Las funciones de madrina de Victoria hace un tiempo que han caducado y apenas conocía a la novia. No obstante , como es socialmente acertado , nos habían invitado al gran día.

Atravesé el césped, entré en la casa y subí las escaleras hasta el baño. Una vez hecho lo preciso , me secaba las manos en el momento en que oí ruidos fuera en el rellano. Supuse que alguien mucho más se encontraba aguardando su turno y se encontraba a puntito de abrir la puerta cuando reconocí la voz de Victoria. Bueno, de todos modos no era su voz, sino su risa o, explicado de otra forma , su carcajada. Me quedé helada de inmediato. ¿Qué pasaba ahí fuera?

Se encontraba a punto de decir que no, pero mi cabeza dijo qué demonios. Me quité el kimono entre los aplausos de los chicos. Me acerqué a Bryan para ofrecerle una buena mirada, finalizando con un beso en los labios. Sam levantó los brazos en señal de qué pasa con él. Bailé hacia Sam, dándole un espectáculo, agachándome para que tuviera una aceptable vista de mis lolas. Para sorpresa de todos, incluso la mía, me di la vuelta y me incliné , dándole una gran vista de mi trasero solamente cubierto. Luego me volví plantando mis labios en los de Sam. Instantaneamente miré a Bryan, asustada por si acaso se enojaba , pero estaba aplaudiendo.

¿Las maduras les encantan a los personajes jóvenes?

Otro problema. ¿Qué debo llevar a cabo ahora? En verdad , esta vez me resultó fácil. Ver a mi mujer en similar posición , siendo tocada por un completo desconocido , veinticinco años mucho más joven que ella, gimiendo de forma fuerte y profiriendo toda clase de obscenidades era algo verdaderamente maravilloso. Me percaté de que estaba jugando conmigo por medio de mis pantalones y que estaba duro como una piedra. En verdad , no recuerdo estar jamás tan duro. Me bajé las bragas y me salió la poronga. Y allí estaba yo, a tres metros de mi mujer, mientras que un joven la llevaba a un estremecedor orgasmo.

Santo dios , no habría de estar realizando esto, la oí decir. Entonces , No, no, no te detengas, por el amor de Dios. A esto le prosiguieron unos gemidos bastante fuertes. Mi mente era un caos. ¿Qué pasaba ahí fuera? ¿Debería establecerme donde se encontraba y percibir? ¿Debo salir a la carga y reclamar una explicación?

Tiffany era una amiga de la universidad que nos conocía a Bryan y a mí desde que éramos pareja. Hacía un par de meses que no la veía y me comentó mi pérdida de peso, diciéndome lo hot que me veía. Le dije que Bryan y yo habíamos estado realizando ejercicio y que me sentía realmente bien. Tiffany y yo siempre y en todo momento compartimos todo. Fue la primera persona a la que se lo conté cuando perdí la virginidad. A lo largo del almuerzo se me escapó que me sentía poco entretenido de nuestra vida sexual. Tiffany me dedicó una sonrisa de asco pero no ha dicho nada. Tiffany llevaba casada exactamente el mismo tiempo que nosotros y me di cuenta de que se estaba guardando algo. La pinché en el transcurso de un rato y finalmente le rogué que me contara su secreto.

La siguiente vez que estuve con Tiffany le dije que Bryan y yo habíamos echado un óptimo polvo después de hablar del intercambio de parejas y que quería saber más. Tiffany sabía que los 2 éramos vírgenes en el momento en que nos conocimos y que solo habíamos estado uno con otro , así que se sorprendió bastante de que nos lo planteáramos. Tiffany comprendió que solo hablábamos de ello. Siendo sincero con Tiffany le dije que jamás había estado desvisto con otro hombre y mucho menos había tocado el pene de otro hombre. Por más que fuera una bonita fantasía no se encontraba seguro de poder llevarlo a cabo realmente.

Tuve que admitir ante Bryan que me intrigaba la idea del swinging, pero le recordé que sólo había estado desnuda con él, ni charlar de tener sexo con otra persona. Hablamos un poco mucho más sobre el trueque de parejas mientras yo acariciaba la poronga de Bryan. Después de volver a follar , Bryan y yo acordamos que hablaría con Tiffany un poco mucho más. Ninguno de los 2 pensó que podría tener sexo con otros, pero, con lo excitados que estábamos, decidimos que no podía llevar a cabo daño charlar un poco mucho más de ello.