Esposas Infieles Con Pc

Aquí encontrarás todo sobre Esposas Infieles Con Pc. La hermosura de las mujeres maduras no es ningún enigma: todas entendemos en comparación a, tratándose de cuidar nuestro aspecto, no tenemos la posibilidad de dejarnos consistir exigentes.

Al final de nuestra conversación , Tiffany mencionó la iniciativa de un trueque despacio. Explicó que con un trueque despacio ámbas parejas tendrían sexo con sus propios cónyuges en la misma habitación que otra pareja. Dijo que había oído que a algunos les semeja una buena manera de comenzar o de ver si realmente quieren hacer el trueque de parejas. En el momento en que le pregunté a Tiffany si ella y Greg estarían dispuestos , me dijo que no era una buena idea. Si no funcionaba podría arruinar nuestra amistad.

Taylor se levantó de un salto, quitándose sexymente el kimono. Creí que a Bryan se le iban a salir los ojos. Me miró y le dije que se me veían las tetas , a lo que él negó con la cabeza. Sam se frotó los pezones mientras que bailaba delante de él. Taylor, exactamente la misma yo, terminó su baile con Sam con un beso. Taylor bailó hacia Bryan inclinándose a fin de que sus pezones estuvieran a la altura de sus ojos. Agarró las manos de Bryan y las llevó a sus pezones. Taylor miró hacia mí y ha dicho : Está bien, a Megan no le importará, ¿verdad, Megan?

Quedamos en un Outback Steak House, pensando que los chicos desearían un filete. Taylor y Sam ahora estaban allí aguardándonos. Sam tampoco era lo que yo aguardaba. Le había dicho a Bryan de camino al lugar de comidas que esperaba que tuviese sobrepeso, un bigote de estrella del porno y que fuera muy ruidoso. Era mucho más grande de lo que esperaba , pero de corte limpio, en forma y vestido de forma conservadora. Él y Bryan simpatizaron enseguida, comentando de deportes y bebiendo cerveza eran como viejos amigos. Para ser diez años mayores que Bryan y yo, parecíamos tener bastante en común con ellos. No hubo presión y, de hecho , no hubo ninguna conversación sexual. Yo proseguía viendo a escondidas a Sam, tratando de imaginarme cómo se vería desvisto.

Taylor sacó una caja de Victoria Secret de debajo de la cama. Dijo que Tiffany le había dado mi talla y que esperaba que le quedara bien. Abrí la caja y encontré lencería rosa. Encontré la etiqueta que afirmaba que se trataba de un baby doll peek-a-boo. Tenía volantes, era hot y muy transparente. Taylor me sugirió que me la probara. Después de ciertas manifestaciones , acepté. Entré en el baño y me puse el traje. Me puse el tanguita y me di cuenta de que mi culo no se encontraba cubierto en absoluto ; el tirante me entraba por el culo. Me ajusté los tirantes del top baby doll para que me cubriese las tetas lo mejor posible. El sujetador llevaba una tela transparente con volantes que cubría el sujetador hasta la parte de arriba de las bragas, pero no pasaba del ombligo.

Al final , después de escuchar considerablemente más gemidos y respiraciones pesadas, no hice nada de lo anterior. En lugar de eso, descerrajé la cerradura con mucho precaución y abrí la puerta un poco mucho más despacio. Fuera, del otro lado del rellano, mi mujer se encontraba inmovilizada contra la pared por uno de los amigos del novio. Con una mano le tenía atrapados los brazos sobre la cabeza, al tiempo que con la otra le había subido el vestido casi hasta la cintura y ahora se encontraba muy ocupado dentro de sus bragas. Si bien mi vista no era la mejor, pude ver que tenía cuando menos dos dedos introducidos en ella y que la tocaba vigorosamente por todo cuanto valía.

La siguiente vez que estuve con Tiffany le dije que Bryan y yo habíamos echado un buen polvo tras hablar del intercambio de parejas y que quería saber mucho más. Tiffany sabía que los dos éramos vírgenes en el momento en que nos conocimos y que solo habíamos estado el uno con el otro , conque se sorprendió mucho de que nos lo planteáramos. Tiffany comprendió que solo estábamos hablando de esto. Siendo sincero con Tiffany le dije que nunca había estado desvisto con otro hombre y bastante menos había tocado el pene de otro hombre. Por mucho que fuera una bonita fantasía no se encontraba seguro de poder hacerlo verdaderamente.

Dios mío , no debería estar haciendo esto, la oí decir. Luego , No, no, no te detengas, por el cariño de Dios. A esto le prosiguieron unos gemidos bastante fuertes. Mi mente era un caos. ¿Qué estaba pasando ahí fuera? ¿Debería establecerme donde estaba y escuchar? ¿Debo salir a la carga y reclamar una explicación?

Otro problema. ¿Qué debo realizar en este momento? En verdad , en esta ocasión me resultó fácil. Ver a mi mujer en semejante posición , siendo tocada por un completo irreconocible , veinticinco años mucho más joven que ella, gimiendo con fuerza y profiriendo toda clase de indecencias era algo realmente fantástico. Me di cuenta de que estaba jugando conmigo mediante mis pantalones y que se encontraba duro como una piedra. En verdad , no recuerdo haber estado nunca tan duro. Me bajé las bragas y me salió la polla. Y allí se encontraba yo, a tres metros de mi mujer, mientras que un joven la llevaba a un emocionante orgasmo.

¿Porque se busca Esposas Infieles Con Pc?

En el momento en que estábamos finalizando , Taylor dijo que debía emplear el baño de chicas y me invitó a acompañarla. Ámbas comentamos cómo los chicos actuaban como si se conocieran desde hace años. Taylor sugirió que Bryan y yo fuésemos a cenar el sábado durante la noche para tener un poco mucho más de privacidad. Ella dijo que no había presión para realizar nada, sólo una comida. Acepté, pero tenía un gran nudo en el estómago. Nos reunimos con los chicos y les contamos los proyectos.

Además de nuestros anfitriones, ni Victoria ni yo conocíamos a nadie , por lo que la charla fue un tanto obligada y, como resultado, ámbas decidimos dedicarnos a beber vino y gozar lo más bien que se pueda. Bueno, tres botellas de Zinfandel más tarde nos lo pasamos bastante superior. Mi mujer, en el momento en que se ha lubricado lo bastante con el alcohol, se transforma invariablemente en el alma de cualquier celebración , y de repente se realizó amiga de todo el planeta. En semejantes circunstancias , siempre fué singularmente popular entre los hombres. Es lo que siempre describo como una mujer de hombres, en el sentido de que prefiere la compañía de los hombres a la de las mujeres, y charla con ellos casi de hombre a hombre, lo que parece encantarles. Espero que se entienda lo que trato de decir.

Una vieja amiga de Victoria nos invitó a una boda en Norfolk. Se formaron juntas como enfermeras y, si bien hoy día apenas se ven, han mantenido el contacto, aunque solo sea en Navidad y en los cumpleaños. Mi mujer es la madrina de la hija mayor de Linda y era el día de su boda. Las funciones de madrina de Victoria hace ya tiempo que han caducado y apenas conocía a la novia. No obstante , como es socialmente acertado , nos habían invitado al gran día.

La siguiente vez que estuve con Tiffany le dije que Bryan y yo habíamos echado un buen polvo después de charlar del trueque de parejas y que deseaba comprender mucho más. Tiffany sabía que los 2 éramos vírgenes en el momento en que nos conocimos y que sólo habíamos estado el uno con el otro , así que se sorprendió bastante de que nos lo planteáramos. Tiffany comprendió que sólo hablábamos de esto. Siendo sincero con Tiffany le dije que jamás había estado desvisto con otro hombre y bastante menos había tocado el pene de otro hombre. Por más que fuera una bonita fantasía no estaba seguro de poder hacerlo realmente.

Cogiendo el vaso, me tomé un gran trago. Taylor comentó lo hot que me veía y que Sam estaría viendo mis lolas toda la noche. Me sonrojé sabiendo que esa era la reacción que aguardaba.

¿Las mujeres maduras les encantan a los jóvenes?

Taylor nos recibió en la puerta, con una falda y una bonita blusa. No la ropa de trabajo conservadora que llevaba en la cena. Estaba hot , pero no era una zorra. Taylor nos dio un abrazo y un beso en la mejilla. Llamó a Sam. Sam estrechó la mano de Bryan y luego me dio un abrazo. Aunque el abrazo fue breve parecía muy incómodo entre nosotros. Sam le ofreció a Bryan una cerveza y se fueron a ver la cueva del hombre de Sam, mientras Taylor y yo preparábamos la cena.

Como ya he dicho, hemos cumplido ciertas de nuestras fantasías, comenzando por una pareja que conocimos en un hotel, y pasando por un par de noches de dogging (eso es increíble) y mi mujer recogiendo a dos hombres en un pub y yéndose a casa con ellos, dejándome imaginar lo que podría estar pasando con ella (una experiencia extraña pero muy erótica).

Se encontraba en la verdad sobre Bryan – estaba muy feliz. Creo que se sintió un poco decepcionado en el momento en que le dije que el plan era sólo una comida , nada más. Le dije que habíamos hablado de un intercambio despacio pero que no creía estar preparada para ello. Brian me aseguró que no haríamos nada con lo que me sintiese incómoda. Sé que las expectativas de Bryan se dispararon cuando sus dedos encontraron mi coño chorreando tras nuestra conversación.

Esa noche le dije a Bryan que Tiffany estaba organizando un almuerzo con la mujer de la pareja que les presentó el swing sólo para charlar. También le dije que me estaba arrepintiendo y que podría cancelar la comida. Bryan se esforzó por persuadirme de que prosiguiera adelante con la comida. Cuando digo que se esmeró , deseo decir que se esforzó bastante con su lengua entre mis piernas. Después de un buen orgasmo, la poronga de Bryan decidió trabajar con mucho más convicción. Me susurró al oído mientras me follaba lo caliente que se encontraba y lo mucho que quería exhibirme. Su calentura me decía que no se lo estaba pensando. Después de echar otro buen polvo nos abrazamos con su semen aún dentro de mí. Bryan me aseguró que si me sentía incómoda con algo de esto lo cancelaríamos. Me sentí muy aliviada en el momento en que ha dicho eso, y no me pareció bien anular la comida sin más ni más. Le dije a Bryan que por lo menos iría a comer y conocería a la mujer.

La vivienda de Linda resultó ser un espacio bastante grande situado en su propio lote a las afueras de un pueblo muy pintoresco en las afueras de Norwich. La liturgia se celebró en una atractiva iglesia local y todos regresamos a la vivienda , donde la recepción se festejó en una carpa sobre el césped.