Esposa Primera Vez Infiel

Lo que nunca te dijeron sobre Esposa Primera Vez Infiel. La hermosura de las mujeres maduras no es ningún misterio : todas entendemos que, tratándose de cuidar nuestro aspecto, no podemos dejarnos ser rigurosos.

Quedamos en un Outback Steak House, suponiendo que los chicos desearían un filete. Taylor y Sam ahora estaban allí aguardándonos. Sam tampoco era lo que yo aguardaba. Le había dicho a Bryan de sendero al lugar de comidas que esperaba que tuviera sobrepeso, un bigote de estrella del porno y que fuera muy ruidoso. Era mucho más grande de lo que esperaba , pero de corte limpio, en forma y vestido de manera conservadora. Él y Bryan congeniaron enseguida, comentando de deportes y bebiendo cerveza eran como viejos amigos. Para ser diez años mayores que Bryan y yo, parecíamos tener mucho en común con ellos. No hubo presión y, en verdad , no hubo ninguna charla sexual. Yo proseguía mirando a ocultas a Sam, tratando de imaginarme de qué forma se vería desnudo.

Taylor se levantó de un salto, quitándose sexymente el kimono. Pensé que a Bryan se le iban a salir los ojos. Me miró y le dije que se me veían las tetas , a lo que él negó con la cabeza. Sam se frotó los pezones mientras bailaba delante de él. Taylor, de la misma yo, acabó su baile con Sam con un beso. Taylor bailó hacia Bryan inclinándose a fin de que sus pezones estuviesen a la altura de sus ojos. Agarró las manos de Bryan y las llevó a sus pezones. Taylor miró hacia mí y ha dicho : Está bien, a Megan no le importará, ¿verdad, Megan?

Bryan ya escuchaste a nuestra anfitriona, tenemos que hacer lo que ella afirma , dije, en este momento quitándole la camisa a Bryan. En el momento en que logré sacarle la camisa a Bryan miré hacia atrás para ver los pantalones de Sam bajando, pero también me percaté de que Sam tenía el sujetador de Taylor en sus manos. Bryan asimismo se había dado cuenta. Oh,¿asimismo los pantalones? Semeja que se te están bajando los pantalones, niña , le dije a Bryan. Con Bryan sólo en ropa interior nos acomodamos de nuevo en el sofá.

Me agradó que las mujeres estuviesen siempre al mando. Acordamos que un óptimo comienzo sería ir a cenar con Taylor y su marido para que todos pudiésemos conocernos y no hubiera presión. Sería una buena forma de conocernos.

Atravesé el césped, entré en la casa y subí las escaleras hasta el baño. Una vez hecho lo preciso , me secaba las manos cuando oí ruidos fuera en el rellano. Supuse que alguien mucho más estaba aguardando su turno y se encontraba a punto de abrir la puerta cuando reconocí la voz de Victoria. Bueno, de todos modos no era su voz, sino su risa o, explicado de otra forma , su carcajada. Me quedé helada inmediatamente. ¿Qué pasaba ahí fuera?

Mi estómago se revolvía mientras bajábamos las escaleras. La mano de Sam estaba muy caliente manteniendo la mía. Tenía que admitir que era pasmante , un enorme TV y varios recuerdos de deportes.

Tenía una imagen en mi cabeza de la mujer que íbamos a comprender. Alguien con maquillaje grueso , vestida como una prostituta que hablaba como un marinero. La mujer que se sentó a la mesa con nosotros no era nada de eso. Se presentó como Taylor. Iba vestida de forma conservadora y hablaba bien, parecía mucho más la chica de al costado que otra cosa. Me sentí culpable por pensar en ella como una prostituta. Teníamos una mesa alejada que nos dejaba charlar sin miedo a que nos escucharan. Hablamos durante un rato para conocernos, nada sexual, solo conversas sobre nosotros. Sé que no dejaba de mirarla pensando semeja tan habitual. Si bien era unos diez años mayor que yo, me sentí muy cómodo con ella, y vi por qué razón Tiffany congenió con ella tan velozmente.

Mi estómago se revolvía mientras que bajábamos las escaleras. La mano de Sam estaba muy caliente sosteniendo la mía. Tenía que admitir que era impresionante , un enorme TV y muchos recuerdos deportivos.

¿Porque se desea Esposa Primera Vez Infiel?

Taylor se levantó de un salto, quitándose sexymente el kimono. Pensé que a Bryan se le iban a salir los ojos. Me miró y le dije que se me veían las lolas , a eso que él negó con la cabeza. Sam se frotó los pezones mientras que bailaba delante de él. Taylor, de la misma yo, terminó su baile con Sam con un beso. Taylor bailó hacia Bryan inclinándose para que sus pezones estuviesen a la altura de sus ojos. Agarró las manos de Bryan y las llevó a sus pezones. Taylor miró hacia mí y ha dicho : Está bien, a Megan no le importará, ¿verdad, Megan?

Tiffany era una amiga de la facultad que nos conocía a Bryan y a mí desde que éramos pareja. Hacía un par de meses que no la veía y me comentó mi pérdida de peso, diciéndome lo sexy que me veía. Le dije que Bryan y yo habíamos estado haciendo ejercicio y que me sentía muy bien. Tiffany y yo siempre compartimos todo. Fue la primera persona a la que se lo conté en el momento en que perdí la virginidad. A lo largo del almuerzo se me escapó que me sentía aburrido de nuestra vida sexual. Tiffany me dedicó una sonrisa de asco pero no ha dicho nada. Tiffany llevaba casada exactamente el mismo tiempo que nosotros y me percaté de que se estaba guardando algo. La pinché en el transcurso de un rato y finalmente le rogué que me contara su secreto.

A pesar del orgasmo de mi mujer, el joven proseguía ocupado en sus bragas, y pude oír de qué manera lo alentaba con todo tipo de comentarios impúdicos. Pude ver que estaba muy cerca de correrse nuevamente en el momento en que , horror de horrores, otra pareja subió las escaleras. Victoria se encontraba bastante ida como para caer en la cuenta , o aun importarle, y su nueva amiga se limitó a sonreírles al pasar. No te preocupes por nosotros, estamos buscando un dormitorio dijo el hombre mientras desaparecían por un pasillo. Podía oírles reír mientras que se iban. Terminantemente , escuché las palabras suficientemente mayores para ser su madre.

Santo dios , no habría de estar realizando esto, la oí decir. Entonces , No, no, no te detengas, por el cariño de Dios. A esto le prosiguieron unos gemidos bastante fuertes. Mi cabeza era un caos. ¿Qué pasaba ahí fuera? ¿Debería quedarme donde se encontraba y oír? ¿Debo salir a la carga y exigir una explicación?

Bryan ahora escuchaste a nuestra anfitriona, tenemos que hacer lo que ella afirma , dije, en este momento quitándole la camisa a Bryan. En el momento en que logré sacarle la camisa a Bryan miré hacia atrás para poder ver los pantalones de Sam bajando, pero asimismo me di cuenta de que Sam tenía el sujetador de Taylor en sus manos. Bryan también se había dado cuenta. Oh,¿asimismo los pantalones? Parece que se te están bajando los pantalones, niña , le dije a Bryan. Con Bryan solo en lencería nos acomodamos nuevamente en el sofá.

¿Las maduras les encantan a los hombres jóvenes?

Hablamos en susurros a lo largo del resto de la comida; Tiffany me contó de qué manera había sucedido todo y todo sobre la pareja con la que habían intercambiado. Me mencionó que la otra pareja tenía experiencia y paciencia. Si bien me sorprendió la iniciativa de tener sexo con otros, no pude denegar la humedad entre mis piernas.

Debí aceptar ante Bryan que me intrigaba la iniciativa del swinging, pero le recordé que sólo había estado desnuda con él, ni charlar de tener sexo con otra persona. Hablamos un tanto más sobre el trueque de parejas mientras que yo acariciaba la poronga de Bryan. Tras volver a tener sexo , Bryan y yo acordamos que hablaría con Tiffany un tanto mucho más. Ninguno de los dos creyó que podría tener sexo con otros, pero, con lo excitados que estábamos, decidimos que no podía hacer daño charlar un poco más de ello.

Hablamos en susurros a lo largo del resto de la comida; Tiffany me contó cómo había sucedido todo y todo sobre la pareja con la que habían intercambiado. Me mencionó que la otra pareja tenía experiencia y paciencia. Si bien me sorprendió la idea de tener sexo con otros, no pude negar la humedad entre mis piernas.

En el final de nuestra conversación , Tiffany mentó la idea de un trueque despacio. Explicó que con un trueque despacio las dos parejas tendrían sexo con sus cónyuges en la misma habitación que otra pareja. Mencionó que había oído que a algunos les semeja una aceptable forma de empezar o de ver si realmente quieren realizar el intercambio de parejas. En el momento en que le pregunté a Tiffany si ella y Greg estarían dispuestos , me mencionó que no era una buena idea. Si no funcionaba podría arruinar nuestra amistad.

Con eso Victoria soltó un rugido desmesurado mientras llegaba al clímax por segunda vez. Siguió y prosiguió , y de hecho vi que sus piernas se doblaban con la fuerza del mismo. Se desplomó contra la pared jadeando poderosamente y lo atrajo contra ella, dándole un largo beso. Muchas gracias, dijo , ha sido increíble, ahora te toca a ti. La mano de ella bajó la cremallera de la bragueta y desapareció en su interior. Tras juguetear un poco , reapareció con una polla muy respetable dentro. El radical de exactamente la misma brillaba con pre-cum y una enorme gota cayó al suelo.